La fractura hidráulica en el paisaje americano

 Gas Esquisto

La fractura hidráulica utilizada para extraer el gas de esquisto, conlleva la excavación de muchos pozos a través del paisaje de los Estados Unidos. Estos pozos son una fuente inesperada de dinero para los propietarios de los terrenos. Pero también pueden ser una fuente de incomodidad: ruido, mal olor, tráfico, etc.

En octubre de 2013, el Wall Street Journal deseó responder a la pregunta: ¿Cuántos americanos viven cerca de un pozo de petróleo o de gas de esquisto, y sufren sus ventajas e inconvenientes? Al menos 15,3 millones viven a menos de 1,5 kilómetros, es decir tantos como la población de Nueva York.

Utilizando la base de datos de la página especializada DrillingIngo y del Departamento de Recursos Naturales de Ohio, el Wall Street Journal ha cartografiado el conjunto de los pozos en los once Estados, produciendo la mayor energía.

El periodista separó los pozos en dos categorías: los excavados antes del año 2000, y los excavados después, con el uso de técnicas de fractura moderna. El resultado es sorprendente. Del puñado de pozos existentes antes del año 2000, se pasó a más de 3900 a finales del año 2012.

Te puede interesar


Escribe un comentario