La fabricación de biocarburante a partir de algas

Algas

Se clasifican las algas y microalgas en la categoría de biomasa marina. El concepto de biomasa no data de ayer. Los investigadores y los ingenieros saben que se puede producir energía a partir de materia orgánica procedente de vegetales o de animales.

Por ejemplo está la metanización que sirve para producir energía. La biomasa forma parte de lo que se define como energía renovable. Se puede extraer aceite a partir de la biomasa marina, y por ende producir biocarburante.

Son miles las especies de algas que ofrecen un potencial enorme. En efecto, las ventajas de un carburante producido a base de aceite de algas son muchas. Este tipo de carburante ofrece un mejor rendimiento energético. Se piensa que se puede producir 30 veces más carburante que con los biocarburantes de segunda generación.

Después no se utiliza agua, o casi nada, en el proceso de producción de este carburante de nueva generación. Finalmente, el cultivo de algas libera las tierras agrícolas, con el fin de que estas últimas produzcan únicamente frutos para la alimentación.

No obstante, está la cuestión de la preservación de los ecosistemas. Normalmente, las algas pueden destruir todo el entorno medioambiental. Los Estados Unidos y China parecen ser dos países que están cada vez más implicados en esta tecnología a base de algas.

Más información – La marea de algas verdes en China

Te puede interesar


Escribe un comentario