La enorme cantidad de dinero desaprovechada en la limpieza de Fukushima

TEPKO

Los auditores del gobierno japonés han dicho que la operación de limpieza de la planta nuclear de Fukushima que fue destruida en marzo de 2011 por un tsunami y terremoto ha desaprovechado más de una tercera parte de 1600 millones de dólares en dinero del contribuyente.

Un reporte describe el exagerado gasto en varias máquinas de gran valor y en las medidas tomadas que han terminado como un gran fallo. También menciona como el trabajo de limpieza ha sido llevado por un grupo de gigantes de la construcción y la electrónica obviando los deseos de más transparencia y acceso por parte de otras compañías externas a Japón. Este deseo fue realizado para tener un mayor conocimiento sobre las acciones tomadas después de la gran catástrofe que supuso Fukushima y el efecto que podría tener a la larga.

Teruaki Kobayashi, portavoz de La Compañía Eléctrica de Tokio, dijo que todo el equipamiento que contribuyó para estabilizar la planta, incluso aunque algunos operase sólo brevemente.

Fukushima

Algunos de los fallos citados en el reporte

  • Máquina desde Francia: entre los fallos más costosos se encuentra una máquina creada por el gigante nuclear Areva SA con un coste de 270 millones de dólares para eliminar el cesio radiactivo del agua que se filtraba desde los tres reactores dañados. Esta máquina solamente duró 3 meses y trató sólo 77.000 toneladas de agua, una pequeña cantidad del volumen filtrado cada día. Esta tuvo que ser reemplazada por máquinas americanas y japonesas
  • Eliminación del agua de mar: esta agua fue utilizada en los primeros días en la crisis de Fukushima para enfriar los reactores después de que los sistemas de enfriamiento fallaran. Las máquinas costaron unos 150 millones de dólares y fueron suministradas por Hitachi GE Nuclear Energy, Toshiba Corp. y Areva, las cuales se suponían que eliminarían la sal del agua contaminada en la planta. Una de estas funcionó durante sólo 5 días y la que duró más tiempo fueron solamente seis semanas
  • Tanques de mala calidad: TEPCO creó docenas de tanques de almacenamiento para el agua contaminada en un coste de 134 millones de dólares. Los tanques de mala calidad, usando juntas de goma y que fueron ensamblados por trabajadores no cualificados, empezaron a tener fugas y parte de esta agua llegó a la tierra y al océano. Ahora los tanques están siendo reemplazados por unos de mayor duración
  • Piscinas gigantes subterráneas: un total de 18 millones de dólares han sido gastados en 7 piscinas gigantes subterráneas creadas por Maeda Corp. para almacenar el agua contaminada. Se filtraron en las siguientes semanas y el agua tuvo que ser transferida a tanques de acero
  • Zanja no congelada: unos 840.000$ para un proyecto para contener y congelar el agua altamente contaminada en un túnel de mantenimiento y que falló porque el agua nunca llegó a congelarse por completo. TEPCO tuvo que lanzar grandes trozos de hielo, pero finalmente la selló en cemento.

En definitiva, que no hay palabras para explicar lo sucedido con los gastos y las medidas tomadas cuando la crisis de Fukushima era una catástrofe internacional donde tuvieron que formar parte distintos países para que la ayuda fuera más eficaz.

Te puede interesar

Escribe un comentario