La energía de las mareas, el futuro de las energías renovables

Energia mareas

Frente a la escasez de recursos naturales y a las nuevas exigencias climáticas, las energías de las mareas representan hoy en día un potencial energético considerable. Ciertamente muchas tecnologías de energías marinas están todavía en su estadio experimental, pero prometen mucho para un futuro en cuanto a la producción energética constante y previsible. La energía de las mareas, por ejemplo, es una de las filiales marinas más avanzadas desde un punto de vista técnico, y poco a poco se va desarrollando en muchos países hasta convertirse en una alternativa sostenible y complementaria a las energías renovables intermitentes.

Explotar la estabilidad de las corrientes marinas

La energía de las mareas es una energía renovable marina producida a partir de las corrientes marinas, que no contamina y no produce residuos. La energía de las mareas transforma la energía cinética de las corrientes marinas en electricidad, de la misma forma que las eólicas transforman la energía del viento.

Esta masa volúmica permite producir energía con velocidades de rotación muy bajas y una velocidad de corriente constante y previsible. La energía de las corrientes provocadas por las mareas puede ser particularmente fuerte en ciertos lugares del planeta cerca de las costas, de los estrechos, de los cabos o de los estuarios, por ejemplo, representando así una fuente de energía significativa.

En un contexto de escasez de combustibles fósiles, la explotación de las corrientes marinas ofrece perspectivas que se amoldan a los nuevos objetivos de desarrollo sostenible y de transición energética.

La energía de las mareas deja entrever las primicias de una producción a la vez estable y previsible, explotando la fuerza del agua, a través de una turbina reversible. De esta forma se aprovecha la subida y la bajada de las mareas. Se trata de una tecnología prometedora con muy poco coste medioambiental gracias al alto rendimiento de sus instalaciones y a una producción más previsible y relativamente constante. La regularidad de las corrientes y de las mareas conviene ponerla en comparación con las energías renovables intermitentes, como es la energía solar o la energía eólica.

Ciertamente, si los costes de inversión en explotación relacionados con el entorno marino pueden ser más altos, el impacto sobre el entorno de la energía de las mareas es prácticamente mínimo. Tienen poco impacto visual, son silenciosos e implantados fuera de zonas de pesca.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   jose castillo dijo

    mejor todavia que las energia de las mareas es la de las olas que son mas constantes, dispongo de tecnologia para ello que colaboracion puede prestar?

Escribe un comentario