La eléctrica E.on pierde 3.000 millones de euros por no invertir en energías renovables

e.on logo

Durante el primer semestre del año, E.on ha perdido cerca de 3.000 millones de euros causadas principalmente por los cambios en los mercados de Alemania. E.on España, fue la filial en España de la empresa pública alemana E.on y trató en el pasado de hacerse con el control de Endesa. Hoy día se está viendo obligado a reconocer que todos sus activos están perdiendo valor debido a que son sólo de energías contaminantes.

El deterioro cada vez mayor de los combustibles fósiles hace que sean cada vez menos rentables. E.on achaca la culpa de su pérdida a separar los activos de las empresas de energías no renovables y no invertir en energías verdes.

Ahora, la eléctrica E.on se prepara para entrar en un negocio tradicional como lo son las plantas de generación de energía convencional como la térmica de carbón y gas. Esto lo pretende hacer separado de la pujante energía limpia. Gracias a la filial Uniper de nueva creación se encarga de la energía convencional y en E.on se encargan de la energía solar fotovoltaica y la energía eólica.

E.on pretende sacar a la bolsa a la filial Uniper y separarla de la generación de energía renovable. Intenta que por cada 10 títulos de E.on los accionistas reciban además de ello, uno de Uniper.

El consejero delegado Johannes Teyssen afirma que E.on ha escogido el camino correcto hacia los acontecimientos energéticos de mercado próximos. Gracias a la elección de este camino se podrán aprovechar mejor las oportunidades que ofrecen los nuevos modelos energéticos de cara al futuro. Teyssen señala que el giro de Alemania hacia la mejora del desarrollo y la tecnología de las energías renovables es con el que el país pretende abandonar su dependencia de los combustibles fósiles y de la generación de energía eléctrica a través de contaminantes.

Gracias a esto, permitirá separar los destinos políticos de los centros de producción energética de Rusia y también podrá alejarse de todo lo relacionado con la energía nuclear.

Te puede interesar

Escribe un comentario