La eficiencia de las bombillas LED se distancia sobradamente de las bombillas fluorescentes

LED

En un principio, hace unos cuantos años, las primeras bombillas LED parecían llevarse todas las de ganar en cuanto a la eficiencia energética. Bajo los 15 vatios de consumo, fácilmente batía a las demás bombillas fluorescentes que pudiesen ser usadas en cualquiera de las lámparas que podamos tener en nuestra casa.

Pero lo que pudiese ser así a primeras no lo fue tanto, ya que tampoco se diferenciaban de este tipo de bombillas como se puede ver en la gráfica compartida desde estas líneas. Aunque la tecnología detrás de los LEDs tuviera el potencial para ser más eficiente que cualquier otra fuente de luz, en su conjunto no estaba siendo mucho mejor que cualquiera de los otros tipos de bombillas fluorescentes, los cuales llegaban a los 60 lúmenes.

Pero todo esto cambió a partir de 2013 cuando empezaron a salir unas mejores bombillas LED, hasta este año, donde una nueva generación de LEDs más eficientes ya están en el mercado, aumentando la eficiencia a los casi 100 lúmenes por vatio. Esta eficiencia mejorada está llegando justo cuando los precios de las bombillas están reduciéndose, y dadas su tiempo de vida esperada, están siendo una de las mejores elecciones económicamente para la mayoría de usos.

Eficiencia LEDs

Esta gráfica también indica porque las incandescentes han sido casi sacadas literalmente del mercado por un fallo en acometer la suficiente eficiencia, al seguir manteniéndose en cerca de 15 lúmenes por vatio. En lo referente a las LEDs, un tipo de bombilla que está consiguiendo que los usuarios las “planten” en sus casas y no debido tampoco al ahorro energético, sino también a que duran mucho más sin tener la necesidad de estar cambiándolas cada cierto tiempo. Una gran característica que hará que se perpetue esta tecnología, aparte de las mejoras como se puede comprobar en la gráfica suministrada. Sin contar con que irá evolucionando.

Te puede interesar

Escribe un comentario