La crisis alimenticia amenaza a los países afectado por el Ébola

Hambruna

Mientras que la batalla contra el Ébola para estar ganada, los riesgos de crisis alimenticia comienzan a hacerse sentir. El Banco Mundial anunció, el pasado 13 de febrero, que iba a desbloquear 15 millones de dólares en forma de ayuda para proporcionar semillas y abonos. Y así ayudar a los países de Guinea, Libera, y Sierra Leona para garantizar sus próximas cosechas. Más de 10 000 toneladas de maíz y de arroz están en juego y 200 000 campesinos están afectados. La operación debería estar cerrada de aquí al mes de abril.

Una evaluación de la situación ha sido establecida con la ayuda del Programa regional para la productividad de la agricultura en el oeste de África. Los proveedores de semillas han sido identificados en ocho países de la región. La circulación sus camiones será facilitada, concretamente para pasar las fronteras gracias a un sistema de seguimiento por SMS.

“La agricultura es la red de seguridad de estas economías. Debemos apartar el espectro del hambre en las regiones más afectadas por el Ébola”, ha declarado Makthar Diop, vicepresidente del Banco Mundial para África. Desde el inicio de la epidemia, hace más de un año en Guinea, todos los esfuerzos se han concentrado en las necesidades sanitarias.

Y si el lunes, durante una reunión en Conakry, los jefes de Estado de los tres países han podido anunciar que se fijaban como objetivo llevar a cero el número de nuevos contagios de aquí a sesenta días, ahora tendrán que hacer frente a las enormes consecuencias económicas y sociales provocadas por la epidemia.


Escribe un comentario