La contaminación por mercurio en el ártico

 Ártico

En el mundo, cada vez hay más mercurio emitido a la atmósfera, pero es en el ártico donde el riesgo de depósito es el más alto. Durante una campaña de medición de la NASA, un equipo descubrió que cuando la banquisa se cuartea, el mercurio atmosférico es bombeado hasta la superficie, donde las reacciones químicas favorecen su depósito sobre el suelo: una constatación alarmante porque toda la cadena alimenticia podría sufrir sus consecuencias.

La factura de la banquisa ártica engendra un impacto de depósito de mercurio sobre la superficie continental y empobrece la capa de ozono. Se trata de la primera vez que se establece una relación entre el dinamismo del hielo del mar ártico y las modificaciones de la química atmosférica. El descubrimiento puede ser absolutamente alarmante.

El mercurio es un contaminante tóxico tanto para las plantas como para los animales. Si la banquisa se fractura como consecuencia del cambio climático, podríamos esperarnos a que hubiese más depósitos en superficie, un proceso que favorecería la incursión de contaminantes en la cadena alimenticia.

Cuando la banquisa se fractura, el agua de la superficie, más caliente, entra en contacto con él atmósfera. Esta interacción provocaría un efecto de bajada del aire polar engendrando acontecimientos de empobrecimiento de mercurio y de ozono en las bajas capas atmosféricas.

 Más información – Los peces de profundidad tienen más mercurio

Te puede interesar

Escribe un comentario