La contaminación doméstica y automóvil aumenta la tensión arterial

Tension

Los contaminantes emitidos en el aire por los silenciadores y por la combustión doméstica de madera o de carbón aumentan la presión arterial, según un estudio reciente e internacional llevado acabo en China y publicado en la revista americana Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) del 25 de agosto.

En China, cerca de la mitad de los hogares queman madera o carbón para cocinar, y el número de vehículos automotor en los caminos aumenta fuertemente, provocando un aumento de las emanaciones de carbono u hollín en el aire, tal y como ha demostrado un equipo de investigadores del Instituto de salud y de política social de la universidad McGill en Montreal (Canadá), que midió las consecuencias de la exposición diaria a esta contaminación en 280 mujeres que vivían en la provincia rural de Yunnan, en el sudoeste del país.

“El hollín es uno de los contaminantes más nocivos del aire para la salud, que es emitido por todo tipo de combustión, sea los silenciadores (motores diesel principalmente) o la combustión de madera y de carbón en la cocina o para la calefacción. Se trata de una materia sólida muy fina que penetra en las ramificaciones más profundas de las vías respiratorias y de la sangre”, explica Gilles Aymoz, responsable del servicio de calidad del aire a la Agencia del medioambiente y del control de la energía (Ademe).

Para llevar a cabo su estudio, los científicos canadienses pusieron sobre las mujeres chinas un aparato que permitía evaluar la importancia de las partículas finas PM 2,5 en suspensión en el aire que respiran a diario. Luego analizaron estas muestras para evaluar su contenido en hollín y otros contaminantes. También tomaron la tensión arterial de las participantes, tomando en consideración su consumo de sal, su nivel de actividad física, su coeficiente de masa corporal así como la proximidad de su vivienda a un eje de carretera importante.

Los autores del estudio comprobaron una subida de la tensión arterial sistólica de las participantes, que corresponde a la fase de contracción del corazón. Este aumento está más vinculado al nivel de partículas de carbono-hollín en el aire que a otros contaminantes.

Te puede interesar

Escribe un comentario