La contaminación del transporte marítimo es más peligrosa que la del transporte terrestre

Barco mercante

El pasado martes 21 de julio, mientras que la ministra de Ecología Segolene Royal decidía exponer sus promesas para combatir la contaminación del aire, unas asociaciones medioambientales ponían el foco sobre una fuente desconocida de emisiones contaminantes. Dos organizaciones medioambientales, desde el puerto de Marsella, lanzaban una campaña de sensibilización contra la contaminación generada por el transporte marítimo. Una contaminación más peligrosa que la del transporte terrestre.

Los barcos mercantes como los barcos de placer utilizan esencialmente carburante como un fuel pesado, subproducto del petróleo, que emite grandes cantidades de partículas finas, óxidos de azote, y sobre todo, óxidos de azufre. Este contaminante es uno de los principales factores del origen del problema de la acidificación de las lluvias y se revela ser muy tóxico para la salud humana.

En un estudio publicado a comienzos del mes de junio, la Universidad de Rostock y el centro de investigación sobre medio ambiente alemán Helmholtz Zentrum Munich establecen una relación sin equívoco entre los gases que se escapan de los cargueros marítimos y enfermedades graves. En el origen de enfermedades pulmonares y cardiovasculares severas están las emisiones del transporte marítimo, según este estudio, y provocan 60 mil muertes prematuras al año en la Unión Europea. El coste para los servicios de salud europeos es de 58 mil millones de euros.

Te puede interesar

Escribe un comentario