La Comisión Europea introduce normas para prevenir el abuso de mercado ante los mercados mayoristas de energía. II

Continúa de la parte I

El seguimiento del mercado para descubrir los posibles casos de abuso, será responsabilidad de la Agencia Europea de cooperación de los Reguladores de la Energía (ACER). La Agencia tendrá acceso oportuno a la información completa de las transacciones que tienen lugar en los mercados de energía al por mayor. Esto incluye información sobre el precio, la cantidad vendida, y las entidades que participan. Los datos serán también compartidos con los reguladores nacionales, que serán también responsables de la investigación detallada de sospecha de abuso. En casos complejos, ACER coordinará las investigaciones.

Las sanciones serán aplicadas por las autoridades nacionales de reglamentación en los estados miembros. La legislación especifica es necesaria para garantizar que una agencia puede controlar el mercado al por mayor de toda la energía, si se refiere al mercado derivado o al mercado continuo.

Los precios en los mercados mayoristas son clave para los precios al por menor, para los consumidores domésticos y los usuarios industriales. Más que en otros sectores, los precios de mercado son muy sensibles a la disponibilidad de la capacidad de producción y transmisión. Esto se debe al hecho de que la electricidad no se puede almacenar a escala industrial. Es por estas razones que los precios pueden ser influenciados fácilmente para crear una falsa impresión sobre la disponibilidad de las capacidades, o incluso mediante la reducción de la producción real.
Los mercados mayoristas de energía en Europa, son cada vez más transfronterizos con la naturaleza. La fijación de los precios no está vinculada a un solo país. Se produce a través de la interacción de la oferta y de la demanda, por las fronteras nacionales. Los mercados mayoristas también son multiplataforma. Las transacciones se celebran con frecuencia fuera del país al que se refiere. Aunque es beneficioso para la integración del mercado, favorece también el abuso. Es por ello que la Comisión Europea pone límites y normas ante este abuso.
Fuente: comisión europea

Te puede interesar

Escribe un comentario