La ciudad del vaticano y la energía solar

El interés por las energías renovables, el ahorro energético y el cuidado del medio ambiente crece día a día en todo el mundo.

Se multiplican las iniciativas y desarrollos en ciudades, pueblos, edificios históricos, organismos institucionales, etc.

Hasta el vaticano se vio influenciado a mejorar su desempeño a nivel ambiental por eso ha instalado 2400 paneles solares en el techo del Aula Pablo VI en el año 2008.

La superficie cubierta por paneles solares alcanza los 5.000 metros cuadrados con una producción de energía de aproximadamente 442.000 kilovatios/hora.

Con la energía solar se ahorra una importante cantidad de electricidad y se reducen las emisiones de dióxido de carbono ya que en estos últimos dos años desde la instalación de los paneles se evitaron 310 toneladas de CO2.

Con esta importante instalación solar se alcanza una producción de energía record por persona con 200 w por habitante, teniendo en cuenta que habitan en la ciudad del vaticano solo 800 personas.

El papa Benedicto XVI ha manifestado regularmente su preocupación por la degradación ambiental global del planeta y las terribles consecuencias para las personas, por lo que no sorprende el uso de energías renovables como una forma de apoyar esta causa.

Además se espera que en poco tiempo el papa utilice un papamóvil ecológico para trasladarse con una fuente de energía limpia.

Es de gran importancia que en lugares y sitios de relevancia social se incorpore a las fuentes de energía renovables ya que animan a otros a hacerlo al observar que son eficientes y que pueden funcionar sin problemas y con menos contaminación.

La mayor eficiencia, el ahorro de energía y la producción de energía limpia son pilares fundamentales para lograr que todos los habitantes tengan la energía necesaria en el mundo para satisfacer las necesidades más básicas de la vida.

Este es solo un ejemplo ya que falta mucho por hacer.

Te puede interesar

Escribe un comentario