La central nuclear, sistemas auxiliares eléctricos, de refrigeración exterior, circuito abierto, circuito cerrado, torres de refrigeración

Sistemas auxiliares eléctricos:

Por motivos de seguridad cada central dispone de un edificio generador de energía eléctrica, obtenida a través de motores diesel, que alimentarían a los propios equipos de la central en caso de que éstos no pudieran obtener de la red eléctrica o de la propia energía generada por la central.

Sistemas de refrigeración exterior:

Estos sistemas son necesarios para conseguir la condensación del vapor procedente de la turbina.

Existen dos tipos de circuitos de refrigeración:

Circuito abierto:

Los condensadores de vapor se alimentan directamente del mar, de un río o de algún punto de agua cercano. Cuando se ha terminado la refrigeración, el agua se devuelve al medio de donde se ha extraído.

Circuito cerrado:

El agua que debe pasado por el condensador se lleva hacia unas torres de refrigeración, donde se enfría, y vuelve a comienza el circuito de refrigeración. En este tipo de circuito, se gasta mucha menos agua, ya que sólo se coge la necesaria para reemplazar la que ha sido evaporada en las torres de refrigeración.

Las torres de refrigeración se pueden diferenciar por su tipo de funcionamiento.

Torres de refrigeración de ventilación natural:

El agua cae pulverizada desde lo alto de la torre, y se enfría por la corriente de aire ascendente que se produce, de forma natural, por el interior de la torre. El aire penetra por la base de la torre, aprovechando la diferencia de temperaturas entre la parte superior e inferior de la estructura.

Torres de refrigeración de ventilación forzada:

La única particularidad de este tipo de torres, es que el movimiento de fluidos está provocado por el impulso de baterías eléctricas.

fuente: wikipedia

Te puede interesar

Escribe un comentario