La autoridad nuclear quiere reforzar la vigilancia en Fukushima

 Nuclear

La autoridad de seguridad estimó el pasado miércoles 16 de abril que es necesario reforzar la gestión de los equipamientos de la central nuclear de Fukushima Daiichi con el fin de prevenir manipulaciones incorrectas. La instancia podría ordenar a la compañía Tepco, encargada de la explotación, la instalación de cámaras y otros sistemas de control cerca de los equipamientos cruciales, como cuadros eléctricos, tras el descubrimiento de un problemas que podría ser debido a una acción errónea deliberada.

Al final de la semana pasada, cuatro bombas que funcionaban por error vertieron importante cantidades de agua altamente radioactiva en diversos edificios de la central accidentada tras el tsunami del 11 de marzo de 2011. Esas bombas que no debían estar en servicio fueron detenidas el pasado domingo por la tarde, pero mientras tanto los subsuelos de los dos edificios fueron inundados. Nadie sabe por el momento cuándo, cómo y por qué fueron activadas.

Tepco ha evaluado en 203 metros cúbicos la cantidad de líquido que se ha vertido en esos lugares de incineración situados lejos de los reactores pero que debían estar secos. Este agua tenía una alta concentración en cesio radioactivo. Tepco ha garantizado que el agua no salió de los edificios, y ha prometido investigar para comprender las razones de este error.

La gestión del agua contaminada es el mayor problemas al que se enfrenta la compañía que no sabe qué hacer con los cientos de miles de toneladas acumuladas en los edificios y en los depósitos instalados en el lugar afectado.

Te puede interesar

Escribe un comentario