La alternativa a las fuentes de energía tradicionales

Metanol

La producción de metanol a partir de dióxido de carbono es una vía prometedora para la producción de biocombustibles con un balance de carbono cero. Un grupo de investigadores de la CEA ha descubierto un nuevo catalizador más eficiente que el que se utilizada hasta ahora en una reacción usando como intermediario de síntesis, ácido fórmico.

Una de las tesis que Peter Diamandis argumenta, es que los avances tecnológicos pueden hacer que los recursos disponibles para la energía, que en un momento parecían destinados a permanecer inutilizable o escasear, sean aprovechables. Se cita el ejemplo del aluminio cuyo coste permanecía comparable al del oro en el siglo XIX, a pesar del uso de la técnica de purificación del mineral descubierta por el químico francés Henri Sainte-Claire Deville.

Todo cambiaría algunas décadas más tarde con los métodos descubiertos por Paul Heroult, Charles Martin Hall y en especial Karl Bayer. Hoy en día las aleaciones a base de aluminio están en todas partes, incluso en la astronáutica y la aeronáutica.

La humanidad tiene una necesidad vital de tecnologías de vanguardia en materia de energía del siglo XXI. La demanda mundial de energía todavía es proporcionada en un 85% por combustibles fósiles, que se sabe están al borde del colapso. No sólo no es una energía renovable, sino que también dejan una huella de carbono que nos responsabiliza directamente del calentamiento global.

Varias estrategias se están explorando para hacer frente a los desafíos planteados por el rápido descubrimiento de abundantes fuentes de energía primaria y secundaria más económicas, renovables y menos contaminantes.

Te puede interesar

Escribe un comentario