La agricultura de Kenia se decanta por los OGM

OGM

Al parecer, Kenia parece haber escogido el camino de los OGM. El vicepresidente declaró el pasado 12 de agosto que su Gobierno contaba con levantar la moratoria que databa de 2012 sobre la importación de organismos genéticamente modificados en el país.

De forma paralela, dos instituciones están a la espera de una decisión de la Autoridad Nacional para la Bioseguridad, con el fin de permitir la primera producción y comercialización de un maíz transgénico en Kenia.

“Kenia no se puede quedar a la cola, mientras el resto del mundo se decanta por las biotecnologías por culpa de miedos invisibles y una desinformación”, ha declarado el vicepresidente expresándose así en la cuarta cumbre sobre bioseguridad, añadiendo que todo lo que es genéticamente modificado no es forzosamente peligroso.

Los científicos del país están de acuerdo con el discurso del vicepresidente. El Consejo Nacional para la Ciencia y la Tecnología siempre se ha opuesto a la moratoria sobre las importaciones de OGM, aplicada en 2012, tras un estudio que demostraba que el maíz transgénico podía provocar cáncer en las ratas de laboratorio.

Si el cultivo de los OGM todavía no ha sido aprobado en el país, nada impide la investigación sobre estos organismos genéticamente modificados en Kenia. La cuestión está en que el Gobierno de Kenia desea evitar cualquier riesgo alimenticio. El maíz es la base de la alimentación del país, cultivada por todas partes, vendido en todas las carreteras, cocido y molido con el fin de producir el ugali, el plato nacional.

Te puede interesar

Escribe un comentario