La actividad solar no influye en el cambio climático actual

 Sol

El sol es un parámetro clave en la dinámica del clima, pero en qué medida su actividad periódica es una influencia, sigue siendo un tema de debate. Un nuevo estudio añade una piedra al edificio, publicando que en este último milenio, los picos de actividad de nuestro astro no habrían influido casi nada en la temperatura atmosférica global.

La actividad solar no puede ser uno de los actores mayores en los cambios climáticos producidos a lo largo de este último milenio. Hasta hoy, se atribuía comúnmente la pequeña era glacial (de 1450 a 1850) a una débil actividad del sol.

Del mismo modo, la anomalía climática medieval, marcada por un calentamiento regional importante durante el período 950-1250, fue asociado a una intensa actividad solar. Sin embargo, la relación entre la intensidad del sol y la amplitud del cambio climático asociado se desconoce.

En un estudio recientemente publicado en la revista Nature Geoscience, un equipo de la universidad de Edimburgo ofrece un amplio análisis de las diferentes causas posibles de los cambios climáticos que se produjeron en el hemisferio norte durante el último mileno. Los científicos indican que justo en los años 1800, el principal motor de la variabilidad periódica de la temperatura habría sido la actividad volcánica.

Con ocasión de una fuerte erupción, millones de partículas en suspensión son emitidas a la estratosfera. Estos aerosoles, integrados en la circulación atmosférica, actúan como una pantalla, reflejando los rayos del sol hacia el espacio.

Más información – Los países más vulnerables al cambio climático

Te puede interesar


Escribe un comentario