La acidificación de los océanos tendrá importantes consecuencias para la biodiversidad

oceano

El hecho todavía se conoce poco: el cambio climático no sólo es la única consecuencia de las emisiones humanas de dióxido de carbono (CO2). Estas son también responsables de la acidificación de los océanos, fenómeno que tendrá consecuencias importantes sobre la biodiversidad marina de aquí a finales del siglo.

Una treintena de especialistas internacionales de biología marina han conducido una síntesis de conocimientos sobre el tema, hecha pública el pasado 8 de octubre en Corea del Sur, a lo largo de la Conferencia sobre diversidad biológica.

Los autores recuerdan primeramente que el fenómeno no se reduce a una previsión de cara al futuro, sino que de ahora en adelante, ya se puede medir. “Con relación al período preindustrial, la acidez de los océanos aumento alrededor del 26%”, dicen ellos. La relación entre este fenómeno, que tiende a acidificar las aguas de la superficie cada vez más corrosivas, y las emisiones antrópicas de CO2 no tiene dudas. “A lo largo de los dos últimos siglos, el océano ha absorbido un cuarto del CO2 emitido por las actividades humanas”, estiman los científicos.

Si las emisiones humanas continúan a este ritmo, los océanos verán “su acidez aumentar en un 170% con relación a los niveles preindustriales de aquí al 2020”. Según los trabajos publicados en 2012 en la revista Science, el fenómeno actual es de una amplitud inédita desde hace cincuenta y seis millones de años, y se produce a una rapidez jamás vista desde trescientos millones de años.

Te puede interesar

Escribe un comentario