La acidificación de los océanos perturba a los peces

 Océano

Según unos estudios realizados en la costa de Papúa Nueva Guinea, los peces que evolucionan en aguas más ácidas que la media tienen tendencia a perder su instinto de supervivencia.

En el arrecife coralino estudiado, donde la actividad volcánica submarina afecta el pH del agua, los animales se ven atraídos por sus predadores, de los que evitan en general el olor, según afirma el profesor Philip Munday de la Universidad Australiana James Cook.

Según el científico, los peces parecen haber fracasado al adaptarse a las condiciones de acidez, a pesar de que viven en ese medio desde su nacimiento. “Nadaban más lejos de su hábitat, y estaban más activos… incrementando así el riesgo para su supervivencia, puesto que eran más fácilmente identificables por un predador”, añade el científico, cuyo estudio fue publicado el pasado 14 de abril en la revista Nature Climate Change.

Cerca de un 30% de dióxido de carbono soltado en el atmósfera es absorbido por el océano, lo que acrecienta la acidez de las aguas. Las de Papúa Nueva Guinea tienen una tasa de acidez comparable a las tasas previstas para finales de siglo en la mayoría de los mares del mundo.

Te puede interesar


Escribe un comentario