Kezako, el tratamiento de aguas usadas

aguas negras

El tratamiento de las aguas usadas es un problema grave. Estas aguas son ricas en materias orgánicas, pero también en contaminantes y sustancias peligrosas como el amoniaco. Estas aguas pasan por lo general por la depuradora antes de volver a la naturaleza. Unisciel y la Universidad de Lille desvela el programa Kezazo: el camino del agua hasta el río.

La naturaleza es capaz de realizar por sí misma un tratamiento de las aguas usadas. Sin embargo esto ocasiona un fuerte consumo de oxígeno, lo que puede conllevar la asfixia de la flora y de la fauna acuática. Para superar este problema, se han instalado estaciones de depuración que emiten el agua poco contaminada con el fin de no afectar a las especies presentes en ella.

Cuando el agua ha llegado a la estación de depuración, primero es filtrada con ayuda de varias rejillas, con el fin de eliminar residuos voluminosos. La segunda etapa permite desprenderse de los cuerpos en suspensión en el líquido. Los aceites y los contaminantes pesados se recuperan por decantación. A partir de ahí, sólo quedan los componentes disueltos en el agua, que serán degradados en un último recipiente para bacterias.

Te puede interesar

Escribe un comentario