Japón lanzó un segundo reactor nuclear con una relativa indiferencia

Reactor nuclear

Un segundo reactor nuclear volvió a arrancar el pasado 15 de octubre en Japón, con una cierta indiferencia. Se trata de la rama número 2 de la central Sendai, instalada en Satsumasendai en el departamento de Kagoshima y propiedad de la Compañía de Electricidad de Kyushu. Esta misma instalación alberga el primer reactor que se ha puesto en marcha de nuevo tras la parada del parque nuclear nipón provocada por la catástrofe de Fukushima en 2011.

En agosto, el relanzamiento se desarrollo sobre un fondo de importantes manifestaciones que movilizaron hasta al antiguo primer ministro Naoto Kan. En el cargo desde junio de 2010 a agosto de 2011. Esta vez, solo 70 personas se reunieron delante de la central para expresar su inquietud persistente.

El relanzamiento del segundo reactor de Sendai fue cubierto muy poco por la prensa y el gobierno del primer ministro Shinzo Abe ni siquiera habló de ello. El relanzamiento de lo nuclear, siempre tan impopular, forma parte de sus prioridades. Según el compromiso nipón para la reducción de gases de efecto invernadero, desvelado en el mes de junio pasado en la perspectiva de la COP21, el átomo debería generar entre 20 y 22% de electricidad nipona en 2030.

El potente ministerio de la economía, del comercio y de la industria apoya esta orientación. Encargado de cuestiones energéticas, habría hecho todo por sabotear la política iniciada en 2011 tras el accidente de Fukushima, que quería orientar Japón hacia la salida de la energía nuclear de aquí al año 2040.

Te puede interesar

Escribe un comentario