Japón estudia cerrar sus centrales nucleares

Desastre nuclear de Japón

Fuentes del Ministerio de Comercio, aseguran que las autoridades responsables de la política nuclear de Japón están valorando la posibilidad de cerrar los 54 reactores en 18 centrales nucleares de ese país el próximo mes de abril de 2012.

La decisión está vinculada al reciente accidente nuclear de Fukishima-1, una de las centrales nucleares más grandes del mundo, y el temor de que las regiones donde están ubicados los reactores no tengan una garantía cierta de seguridad.

Después el terremoto y tsunami, la planta de Fukushima-1 y tres centrales más fueron cerradas y sólo 19 reactores se encuentran activos en Japón. El Informe de la NISA informa que la última central en cerrarse fue Kashiwazaki-Kariwa, en el noroeste del país. Catorce centrales más fueron afectadas por estas calamidades naturales.

Internamente, el país asiático ha iniciado después del 11 de marzo, una exhaustiva revisión de todas sus centrales atómicas y ha emprendido labores de mantenimiento e inspección de las mismas. Estas visitas han sido más detalladas en cuatro de éstas plantas y aunque cuentan con la aprobación de la Agencia de Seguridad Nuclear e Industria Japonesa, NISA, éstas no han reiniciado sus actividades ya que sus operadores no están dispuestos a reabrir estas centrales hasta que los gobiernos locales no den su visto bueno.

Revisar las 19 plantas les llevará un año completo, lo que supone un coste anual de 25.700 millones de euros en energía no generada, según los calculó el Ministerio de Comercio. Se prevé que estos recursos se usarán para comprar petróleo pues la energía procedente de recursos renovables aún no tiene capacidad suficiente para satisfacer la demanda de energía del país nipón.

Sin duda, el desastre de Fukushima-1 tiene consecuencias que continúan surgiendo día a día. De hecho, ese país podría sufrir una crisis energética sino controla la situación adecuadamente. De momento las jornadas de mantenimiento e inspección de seguridad de las plantas nucleares ha producido una disminución en la generación de energía de un 20 por ciento, hasta el 40,9 por ciento del total en mayo, el nivel más bajo registrado desde hace 10 años. Se dice que las plantas están trabajando, actualmente, al 36 por ciento de su capacidad. La capacidad instalada en energía nuclear es de 47 mil MW, y cubrió el 29 por ciento de la energía demandada durante 2010.

Fuente: Diario Público

Te puede interesar


Escribe un comentario