Japón apuesta por la energía nuclear

Nuclear

El pasado viernes 11 de abril, el gobierno japonés adoptó una nueva política energética que vuelve sobre la decisión de poner en latencia las centrales nucleares, que tomó el anterior gobierno, tras la catástrofe de Fukushima, en marzo de 2011.

El primer ministro, Shinzo Abe, se ha pasado varios meses intentando convencer a los escépticos de su formación, el partido liberal demócrata (PLD), así como a su socio de coalición, el Nuevo Komeito. que está en contra de la energía nuclear, para que acepten su plan.

Este plan a medio plazo prevé una puesta en marcha progresiva de los reactores que serán catalogados como seguros por la autoridad del sector. En cualquier caso, no se dice nada sobre lo que podría representar la energía nuclear en el conjunto de la electricidad producida y consumida en Japón.

El plan post-Fukushima del gobierno anterior de centro izquierda, que quería suprimir totalmente la energía nuclear de aquí al año 2040, ha sido abandonado.

Antes del accidente de la central nuclear de Fukushima, la energía nuclear producía entre un cuarto y un tercio de la electricidad del Japón, y las autoridades preveían una proporción de más del 50% en el horizonte de 2030, pero este objetivo está definitivamente obsoleto.

Te puede interesar


Escribe un comentario