Islandia renuncia a pescar rorcuales comunes en 2016

Roncal

Los medios de comunicación de Islandia acaban de anunciar que el único cazador de ballenas del país renuncia va a matar rorcuales comunes durante este año, principalmente por culpa de cuestiones administrativas japonesas, que es el único cliente de esta carne que ha bajado mucho en su consumo.

Si Islandia es célebre por la observación turística de esas ballenas, seguía cazando rorcuales comunes por culpa de una sociedad especializada en la pesca y la exportación de carne de ballena hacia Japón, que se ha convertido en su único cliente. De esta forma, el año pasado la sociedad mató a 155 rorcuales comunes, el segundo mayor cetáceo del mundo. Se trata de una especie magnífica y emblemática pero, por desgracia, clasificada como amenazada de extinción.

Pero las trabas administrativas de Japón han tenido razón de esta actividad, al menos durante el año 2016. El año pasado, la carga y un barco con 1700 toneladas de carne de rorcuales comunes procedente de stocks con destino a Japón, fue ralentizado considerablemente por razón de la imposibilidad para transportarlo y hacer escala en un número creciente de puertos extranjeros, reticentes a la idea de hacer que transitara esta mercancía. El año anterior, el barco que transportaba la carga de carne de ballena tuvo que volver a Islandia tras haber obtenido el rechazo de entrada en bastantes puertos.

Esta buena noticia nos permite afirmar que otros cetáceos no serán cazados durante este año. En efecto, la temporada de caza de la ballena de Minke debería comenzar en mayo a pesar de un mercado interior limitado para la venta de carne de este animal.

A pesar de que Islandia, cuya población le da la espalda al consumo de carne de ballena, en un reciente sondeo revela que el 3% solamente de los islandeses dicen comer frecuentemente carne de ballena. Muchos turistas declaran haber probado la carne de ballena, pero el número se ha reducido en cantidad a lo largo de estos últimos 5 años, pasando del 40% en 2009 al 18% en 2014.

Te puede interesar

Escribe un comentario