Investigador valenciano cuestiona la seguridad alimentaria de los productos ecológicos

El profesor universitario José Miguel Mulet, natural de Denia, acaba de lanzar el mercado su libro “Los productos naturales, Vaya timo!”, donde expone su posición de incrédulo sobre todo lo que en el mercado se comercializa con la etiqueta de “natural”.

Según el autor que presentó su libro recientemente en Madrid los productos naturales que vemos en el mercado no son tan naturales como dicen en su etiqueta y entre ellos involucra a las energías renovables de las cuales afirma que “no son tan renovables como parece”.

Mulet es profesor de Biotecnología de la Universidad Politécnica de Valencia y lidera el Laboratorio de Crecimiento Celular y Estrés Abiótico del Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas de CSIC y de UPV.

Por la descripción que hace de su libro, el contenido del mismo es cuando menos polémico. El escritor lanza algunas flechas punzantes como que “la gente paga el doble por un producto que no tienen ningún beneficio”, para referirse a los productos naturales y no conforme con ello, completa asegurando que “los productos ecológicos no son ni más sanos ni más sostenibles, sin más pijos”.

Estas afirmaciones, sin duda alguna, levantarán algunas voces dentro del sector de productos ecológicos que empieza a abrirse un hueco en el mercado con un éxito limitado que no termina de consolidarse.

Aunque no es buena la generalización de Mulet, si es cierto que existen estudios preliminares cuyos resultados indican la desconfianza de los consumidores en los productos ecológicos en el sentido de que realmente lo sean tanto en contenido como el proceso de su elaboración y el de sus ingredientes. Además de que los precios son otro handicap con el cual han tropezado estos productos ya que al ser más altos los consumidores no los perciben con agrado.

Mulet cuestiona el tema desde varios aspectos. Por un lado informa que las explotaciones ecológicas son más pequeñas y estima que aunque los productos generados posean el sello de la Unión Europea, éste no contempla la seguridad alimentaria, con lo cual el autor enciende una luz roja de cara a los recientes casos de productos contaminados.

Advierte que la UE recibe más alertas sobre el sector de las producciones naturales que de las normales, que según el autor son ofrecen más seguridad porque son más inspeccionados por los entes públicos. Es así como Mulet llega a la conclusión de que “el consumidor paga más por unos productos creyendo que son más sanos cuando en realidad no lo son”.

Además de poner una mirada crítica sobre los productos naturales alimentarios, Mulet hace referencia, en su libro, a otros temas naturales como la acupuntura, las energías renovables y a los “padres que no vacunan a sus hijos porque no es natural”, desdeñando así del avance de la ciencia y de la medicina para preservar y mejorar la calidad de vida.

Es un libro que pretende una revisión sobre todas las cosas, especialmente, al verdadero significado de las frases hechas que tanto se usan en el mundo del mercadeo.

Te puede interesar


Un comentario

  1.   IngenieurvonBeruf dijo

    Es una pena, pero es cierto, los alimentos ecos están exentos de controles q el resto deben pasar, por lo q es posible q se cuele algún patógeno. El sabor siempre es el mismo ya q lo q importa es el momento de recolección y no si es eco. Hay q tender q a comprar productos cercanos ya q serán recolectados con menos premura y encima se habrá gastado menos energía en el transporte. Eso sí es eco.

Escribe un comentario