Impuesto para la central nuclear de Garoña

Desde la Junta de Castilla y León se acaba de dar a conocer el impuesto que se gravará la central nuclear de Garoña, debido a que tiene un nivel de contaminación medioambiental importante y lógicamente pertenece a las energías no renovables y por lo tanto contaminantes. El debate entre los que están a favor y en contra de la energía nuclear sigue siendo una constante y en esta ocasión la central nuclear de Garoña está en el punto de vista de los ecologistas desde siempre.

Es una central que estará funcionando hasta el año 2019 y hasta entonces seguirá contaminando, ya que no se puede negar que la energía nuclear es contaminante para el medio ambiente.

En el futuro la energía nuclear no debería tener un papel relevante, ya que es una de las energías contaminantes que tenemos actualmente en España y lo mejor es que se puedan usar mucho más las renovables, ya que la energía solar y la eólica pueden dar mucho juego para conseguir una energía totalmente limpia y renovable en los próximos años en toda España, que es lo que se pretende.

Resulta polémico hablar del tema de la energía nuclear y del cierre de Garoña, pero de momento esta central nuclear estará abierta hasta el año 2019 al menos. Es un impuesto que también se aplicará a las instalaciones de energía renovable y sin duda es una buena forma de obtener algunos recursos extra a la Junta de Castilla y León en estos tiempos de crisis.

Foto: Flickr

Te puede interesar

Escribe un comentario