Impresoras ecológicas

 

La preocupación por el medio ambiente siempre ha tenido en la mira la impresión de documentos y fotos. Por un lado, el gasto enorme de papel en el mundo industrializado moderno implica tanto un aumento indiscriminado de la basura (pues desafortunadamente sólo se recicla un porcentaje pequeño del papel usado) como una disminución de los recursos forestales que se usan para la fabricación de dicho papel. Con respecto a la tinta, la mayor preocupación se centra en la disposición de los cartuchos usados (aquí ha habido un gran esfuerzo de reciclaje que, sin embargo, no es suficiente) y los efectos tóxicos de la tinta en sí.
Una primera medida es, pues, obvia, y es la que se repite en todas las campañas: no utilicemos la impresora sino cuando sea estrictamente necesario.
Algunos esfuerzos adicionales se han hecho en relación con el ahorro de papel. Así, por ejemplo, varios medios de comunicación han difundido la noticia de una empresa japonesa de nombre Sanwa Newtec, que creó una impresora que no utiliza tinta, sino que imprime por calor sobre unas hojas hechas de material plástico que son reutilizables, es decir, que se borran y puede volverse a imprimir sobre ellas. El problema es el coste, pues la maquina vale sobre los 5.600 dólares estadounidenses, y cada hoja tamaño folio unos 3,5 dólares.
Las grandes compañías dedicadas a la impresión han centrado sus esfuerzos por el lado de mejorar la materia prima para la impresión. Así, por ejemplo, Xerox ha sacado al mercado una impresora para oficinas (por su precio y tamaño no son todavía utilizables en casa) que en lugar de cartuchos de tinta emplea unos trozos de un material similar a la crayola -como lo oyen- con la ventaja de que no quedan residuos, sino que el “cartucho” se consume totalmente.
Otras empresas menos conocidas han lanzado al mercado impresoras que en lugar de tinta convencional usan el pozo -es decir, los restos- de café o té.
A su vez, los fabricantes de cartuchos y tintas, están trabajando en lo que llaman tintas eco-solventes, es decir, que se disuelven fácilmente y no contienen sustancias tóxicas.
 
 

 

Te puede interesar

Escribe un comentario