Iberdrola echa cierra la planta de biomasa de Corduente

Biomasa

Hacía ya un tiempo que la noticia se conocía y se esperaba y esta semana se ha consumado, amargando las Navidades a todos los trabajadores de la planta de biomasa de Corduente, propiedad de Iberdrola.

Y es que el próximo 31 de diciembre esta planta inaugurada en el año 2009 echará el cierre haciendo que todos sus empleados pierdan su empleo aunque por parte de Ibedrola se ha insistido en que sólo se trata de una parada técnica que por el momento nadie se cree.

La razón parece como siempre en estos últimos tiempos la tremenda crisis que afecta España pero acotando un poco esas razones podríamos apuntar los recortes que sufre Castilla La Mancha, la tasa impuesta a las eléctricas y la insuficiente eficiencia de la planta como razones principales para el cierre de la misma.

Según apuntábamos antes Iberdrola, que gestiona la plancha a través de Tamoin Power Services ha querido insistir en que no se trata de un cierre definitivo sino en una “parada técnica para mejorar su eficiencia”.

Además Iberdola añadía en un comunicado oficial; “se trata de un proyecto innovador y la parada pretende reenfocarlo a nivel técnico y económico. La biomasa es una tecnología nueva que necesita todavía ajustes y reenfoques”.

Sin duda el cierre de la planta de biomasa de Corduente se trata de un nuevo mazazo al sector de las energías renovables y es que si en su apertura se hablaba de un gran proyecto que reavivaría la economía de la zona y supondría además grandes avances, todo se ha quedado en eso, en un gran proyecto que ahora echa el cierre disfrazado en una parada técnica, que a buen seguro sea infinito.

¿Estamos de nuevo ante uno más de los excesos de la economía española?, a buen seguro y tristemente la respuesta es un rotundo si.

Más información – Iberdrola supera los 14.000 MW de potencia instalada en renovables

Fuente – energias-renovables.com

Te puede interesar

Un comentario

  1.   Pocholo dijo

    Articulo bordado, solo comentar que donde van a quemar la madera producida del proyecto lignocrop, nada abandonarla. Pero si habrán puesto los iberdrolos sus 3 millones de € del bolsillo del contribuyente a buen recaudo.

Escribe un comentario