Honda crea un motor para coches híbridos libre de los metales pesados más raros en el planeta

Honda

Los vehículos híbridos y eléctricos, tarde o temprano, han de conquistar las calles y carreteras del mundo para ayudar a mitigar el calentamiento climático con la reducción de la emisión de CO2 a la atmósfera. Es uno de los factores a tomar en cuenta para ayudar con esos objetivos que se tomaron en el COP21 en París, aunque muchos países casi pasen olímpicamente.

Honda Motor Co ha co-desarrollado el primer motor de coche híbrido sin usar en él metales pesados raros, lo que significa que reducirá su dependencia de los materiales bien caros que son principalmente suministrados por China.

Los vehículos híbridos que combinan un motor de gasolina y otro eléctrico se han convertido cada vez en más populares en muchos de los países desarrolladores, sobre todo en los de transporte, pero el encontrar una fuente corriente de elementos raros, como el disprosio o el terbio, se ha convertido en todo un desafío.

En 2010 China impuso una prohibición temporal en las exportaciones de minerales raros a Japón, debido a que las dos naciones entraron en disputa por ciertos territorios. Honda, el tercer mayor fabricante de coches del planeta, dijo el martes de la semana pasada que sus nuevos motores usaban imanes desarrollados por Daido Steel Co que no contienen ni disprosio ni terbio.

Esto ha reducido el coste de producir los imanes, un componente clave en los motores, por cerca del 10 por ciento a la vez que reduce su peso en un 8%. Los nuevos motores serán usados en el próximo minivan Free, que es vendido en Japón y otros mercados asiáticos, y será desvelado en otoño.

Honda comenzó a buscar la forma para reducir el uso de metales pesados raros ya hace 10 años, pero una subida en los precios en 2011 les forzó a aliarse con Daido. Esta tecnología reducirá los costes y bajará la exposición del fabricante a las fluctuaciones de los precios. De todas formas, el motor todavía usa un metal ligero raro llamado neodimio, que se puede hallar en América del Norte, Australia y China.

Te puede interesar

Escribe un comentario