Hielo combustible como fuente de energía

El hielo combustible o hidrato de metano es una forma de gas natural rodeado de moléculas de agua que puede ser utilizado como fuente de energía limpia.

Es un combustible que al ser quemado emite mucho menos emisiones que con el petróleo y es bastante eficiente.

China ha descubierto una importante reserva de hielo congelado para combustible por lo que planifica y analiza la posibilidad de explotarlo. Esta reserva equivale a 35.000 millones de toneladas de petróleo, pudiendo abastecer el consumo de este país por 90 años.

Japón y Rusia son otros países interesados en este tipo de combustibles por lo que invierten en investigar mas sobre como extraerlo de forma eficiente. El potencial energético es enorme por eso creciente el interés.

La mayor dificultad de utilizar esta fuente es la extracción ya que es bastante complicada por encontrarse en zonas altas y difícil acceso.

En el mundo existen gran cantidad de yacimientos alrededor de 100 países tienen en sus territorios hielo congelado. Se pueden encontrar en altas mesetas o en el mar profundo.

Este combustible no será la solución a todas las necesidades energéticas pero en ciertos casos puede ayudar a conformar parte de la diversificación de la matriz energética de cada país.

Es importante tener en cuenta que tipo de proceso y técnica de extracción se utiliza para evitar un impacto ambiental negativo y que además sea económicamente rentable.

Aun esta fuente de energía se encuentra en investigación por lo que no se desarrollaron las técnicas de extracción adecuadas. Pero en unos pocos años se espera que se encuentre la forma de utilizar este recurso de manera sustentable y que sea económicamente rentable.

Frente a la necesidad de aumentar la capacidad de producir energía aparece el hielo congelado como combustible que puede transformarse en una opción a futuro a tener en cuenta.

Te puede interesar

Escribe un comentario