¿Hay que liberar a las orcas en cautividad?

 Orca

Haciéndose eco de la repercusión de un documental americano emitido en 2013, Richard Bloom presentó el pasado 20 de febrero una propuesta de ley llamada “sobre el bienestar y la seguridad de la orca”. Secuelas físicas y psicológicas para las orcas, accidentes que pueden provocar la muerte a los cuidadores… la película presenta los lugares precisos y sus condiciones de cautividad en algunos acuarios.

Desde su estreno, el documental, que milita para poner término a la explotación de las orcas para diversión, ha tenido un impacto considerable en el gran público. Muchas iniciativas simbólicas pretenden la liberación de estos animales en cautividad.

El texto de ley propuesto prevé hacer ilegal la cautividad de las orcas con fines de entretenimiento, así como la pesca de animales salvajes y su reproducción en cautividad. Las orcas que no podrían ser liberadas en cautividad (concretamente porque han vivido toda su vida en una piscina o porque son demasiado viejas), serían colocadas en recintos marinos, o mantenidas en los parques acuáticos en los que se encuentran, a condición de que no formen parte de ningún tipo de espectáculo.

Te puede interesar