Greenpeace está amenazada de cierre en la India

greenpeace

Se respira como una caza de brujas en la India, donde varias organizaciones no gubernamentales (ONG), entre ellas Greenpeace y la Fundación Ford, con sede en los Estados Unidos, están en el punto de mira del gobierno. Las autoridades revocaron a principios de abril las licencias de 8975 ONG, dijo el gobierno, puesto que no se han respetado las normas relativas a la financiación. La ONG de defensa del medio ambiente Greenpeace tiene sus cuentas congeladas por un mes y su licencia suspendida para al menos 180 días.

Sus líderes han indicado que dentro de un mes, privados de sus fondos, la organización presente en la India durante catorce años tendría que cerrar sus puertas. Unos 340 empleados están en peligro de perder sus puestos de trabajo. “Nunca, en cualquier país, Greenpeace se ha visto obligado a cerrar sus oficinas. Esto sería algo sin precedentes. ¿Por qué un país que presume de ser la democracia más grande del mundo prefiere silenciar la disidencia en vez de dialogar con ellos?”, pregunta Vinuta Gopal, director de Greenpeace India.

El Ministerio del Interior de la India acusa a las ONG de no declarar las sumas recibidas del exterior. “Son acusaciones infundadas”, replica Vinuta Gopal, “el gobierno nos quiere amordazar sobre todo por algunas de nuestras luchas contra la energía nuclear o el carbón”. Esta no es la primera vez que Greenpeace ha sido blanco de ataques por parte del gobierno.

Te puede interesar

Escribe un comentario