Google prueba una serie de drones propulsados por energía solar para proveer conexiones 5G a zonas remotas

Project SkyBender

Google es una de esas compañías que gasta cantidades ingentes de dinero en nuevos proyectos como lo fue Project Loom, uno con el que quiere hacer llegar Internet a zonas remotas donde es difícil el acceso a la red de redes. También cuenta con inversiones en África.

Ahora tiene ideado otro proyecto llamado Project SkyBender que trata del uso de una serie de drones voladores propulsados por energía solar para así suministrar velocidades de conexión 5G en zonas remotas donde no tienen acceso a este tipo de velocidad o incluso donde ni existe la remota posibilidad de conectarse a Internet.

Es en Nuevo México donde Google está probando una serie de transceptores y múltiples drones voladores en un hangar de unos 4.000 metros cuadrados que está usando como su propio centro de control de vuelo para crear todo tipo de experimentos y probar si tiene futuro Project SkyBender.

Este proyecto se vale de drones voladores para experimentar con transmisiones de radio de ondas milimétricas, que es la tecnología utilizada para suministrar acceso inalámbrico a Internet. Este tipo de ondas de alta frecuencia milimétricas son capaces, en teoría, de transmitir un gran ancho de banda con gigabytes de datos por segundo, lo que significa que es unas cuarenta veces más que los sistemas 4G que podemos utilizar en  nuestro país.

El avión desde el que está probando esta tecnología se le ha denominado como Centauro y se comunica con un dron que funciona gracias a la energía solar que le permite planear. Este dron ha sido llamado Solare 50 y ha sido creado por Google Titan, una división formada por el fabricante de drones Titan Aerospace y que fue adquirido en 2014 por Google.

Entre las mayores características que se encuentran con esta red es que usa un nuevo espectro que no se encuentra utilizado por ninguna red. Aparte de que la tecnología usada podría dar el paso a la futura 5G que lanzaría mayores velocidades de conexión.

Un buen paso dado por Google para proveer de Internet a zonas devastadas por catástrofes naturales y a las que hay que dar rápidamente cobertura, y aquellas zonas remotas donde es difícil el acceso a una buena conexión.

Te puede interesar

Escribe un comentario