Gas de efecto invernadero, se baten los récords de concentración

 renovables

Las concentraciones de gas de efecto invernadero continúan aumentando en la atmósfera. Sin grandes sorpresas, 2012 fue un año de nuevos récords, tal y como informa el boletín de la Organización meteorológica mundial. Los tres actores principales de esta problemática no han cambiado: CO2, CH4 y N2O.

Como cada año en la misma época, la Organización meteorológica mundial (OMM) ha publicado su boletín sobre las concentraciones de gas de efecto invernadero en el atmósfera. Y como cada año, las conclusiones son las mismas: se han batido nuevos récords.

Según el comunicado de prensa, “la activación del proceso de desarrollo radioactivo total inducido por el conjunto de los gases de efecto invernadero persistentes correspondía en 2012 a una concentración de 475,6 partes por millón (ppm), frente a las 473 ppm en 2011″. El mismo documento explica que habría aumentado en un 32% entre 1990 y 2012.

Recordemos que se trata bien en este contexto de concentraciones y no de emisiones, es decir de lo que persiste en la atmósfera después de las interacciones que existen entre este medio, la biosfera y los océanos. Concretamente, el gas carbónico sigue siendo el principal responsable de este aumento, puesto que lo explica en un 80%. Sus fuentes de emisiones son mayoritariamente de origen antrópico, es decir la combustión de carburantes fósiles y la deforestación.

 Más información – El gas de efecto invernadero, las empresas contaminantes

Te puede interesar

Escribe un comentario