Futuro de las energías renovables en España

Energías Verdes Renovables

Los proyectos en España para producir energías renovables suponen que en 2020 éstas cubrirán el 22,7 por ciento del consumo total energético a nivel nacional. Las energías eólica, fotovoltaica, biomasa y termoeléctrica son las energías punteras con mayor crecimiento durante los últimos años. Con esta perspectiva España reduciría la dependencia energética del petróleo e impulsaría un nuevo modelo energético.

Según el Instituto para la Diversificación de la Energía, IDAE, este 22,7 por ciento equivaldría a unos excedentes de 2,7 millones de toneladas equivalentes de petróleo.

El PANER que ejecuta el Plan de Energías Renovables, PER, 2011-2020 fue creado por el Gobierno y tiene entre sus objetivos alcanzar estimaciones medias. En 2012 se espera que las energías renovables supongan un 15,5 por ciento de la energía total utilizada y en 2016 debería ser del 18,8 por ciento. En cuanto a la producción de electricidad la meta es que en 2020 satisfaga el 42,3 por ciento del total.

Durante el quinquenio 2005-2010 se cumplieron las estimaciones en casi todas las tecnolgías. La producción de enegía a partir de renovables se ubicó entre 11,5 y 12 por ciento a finales de 2010. Por su parte se espera que la generación de energía eléctrica llegue a un 30,5 por ciento.

Mientras que las energías eléctrica y eólica se acercan mucho a las metas fijadas, los biocombustibles no terminan de pasar el examen y cubrieron en 2009 apenas el 3,5 por ciento.

Durante 2009, según la Red Eléctrica de España, REE, el 26 por ciento de la energía requerida en el sector eléctrico en la Península, fue satisfecha por las renovables. Esto equivale a 65.339,3 Gwh, la demanda general fue de 251 mil 305 Gwh.

Con respecto a 2008, la participación de las energías renovables ha aumentado en un 12,3 por ciento en comparación con 2008, según el balance de eficiencia del IDAE. La capacidad de potencia eléctrica es de más de 42.000 megavatios, MW.

El IDAE asegura que para continuar avanzando y cumplir los objetivos se debe continuar apoyando al sector de las renovables, desarrollar el nuevos sistema eléctrico sustentado en la generación distribuida, redes inteligentes, interconexiones internacionales y almacenamiento de energía. A mediano plazo se darán pasos adelante en el desarrollo de vehículos eléctricos, edificios inteligentes, empresas de servicios eléctricos, informatización, conocimiento de la demanda y la promoción de la educación en el ahorro de energía.

Fuente: Eroski Consumer.

Te puede interesar

Escribe un comentario