Frente a la sequía, California va a reciclar las aguas residuales

aguas residuales

Confrontada una sequía sin precedentes, California se prepara para un reciclaje masivo de aguas residuales. Varios proyectos están en curso y la población, hasta ahora reticente, se hace a la idea.

La idea para muchos es un tanto dura de tragar. Pero mientras que la sequía histórica se prolonga en California, el reciclaje de aguas residuales, va ganando terreno. El tratamiento de aguas usadas para el consumo humano hasta ahora no se había empleado en la costa oeste americana, donde la idea de beber agua que varias horas antes iban por las cañerías de residuos era impensable.

Tras 4 años de una sequía brutal, los habitantes de California no pueden permitirse dejar de incorporar nuevos proyectos e ideas para el reciclaje de sus aguas. El deshielo de Sierra Nevada, una fuente de agua potable de gran importancia en el Estado más poblado del país, se ha reducido a casi nada. El agua aportada del Río Colorado es cada vez más disputada entre varios Estados, y por lo tanto más escasa.

El reciclaje de aguas usadas para regar los cultivos o el césped ya se adoptó hace tiempo en California, pero ahora se trata de ir más lejos. En un estudio publicado el año pasado, se estimaba que de aquí a 2020, las aguas usadas recicladas deberían poder abastecer a la quinta parte de la población de California, que cuenta con 39.000.000 habitantes.

La tecnología que trata las aguas usadas procedente de las duchas, los WC, las lavadoras ya se utiliza en Tejas, un estado igualmente confrontado a intensas sequías. Los partidarios de esta tecnología ponen como ejemplo la fábrica de depuración que se encuentra en el sur de Los Ángeles, que abrió en 2008 durante una sequía anterior y que trata 378.000.000 de litros al día, lo suficiente para aprovisionar a 850.000 personas.

Te puede interesar

Escribe un comentario