Explotación responsable de fuentes renovables

Toda actividad humana conlleva la alteración y modificación del medio ambiente, ecosistema y entorno natural. Esta realidad no excluye a la explotación de fuentes de energías renovables, por lo que se necesita tener criterios sociales, ambientales responsables por parte del estado y las empresas.

Antes de autorizar las obras se debe analizar los proyectos en forma exhaustiva y no solo las cuestiones económicas y técnicas sino el resto de las variables, en especial en la construcción y producción de grandes plantas o parques para generar energía.

  • Realizar evaluaciones de impacto ambiental para poder establecer que consecuencias puede generar la instalación o producción de energía en el lugar, en los habitantes, animales, plantas y demás recursos naturales.
  • Los estados deben incorporar en los contratos la necesidad de reducir el impacto ambiental, la responsabilidad de solucionar y remediar situaciones negativas como consecuencia de la producción de energía renovable.
  • Buscar el consenso social de la comunidad donde se pretende instalar el nuevo emprendimiento e informar como mejorara la vida de los habitantes.
  • Prestar atención a las quejas, preocupaciones y pedidos de ecologistas y grupos sociales con respecto a la explotación que se hará en determinado lugar.
  • Evitar la instalación de grandes plantas y parques en reservas y parques naturales, donde hay gran cantidad de especies en peligro de extinción, en zonas migratorias de aves ya que las consecuencias ambientales pueden ser muy negativas.
  • Es conveniente evitar zonas de alta biodiversidad animal y vegetal para evitar problemas como deforestación y pérdida de masas forestales para la construcción de caminos y otras infraestructuras para el funcionamiento de plantas de producción de energía.

Las fuentes renovables de energías son limpias pero no son inocuas para el medio ambiente por lo que se debe planificar bien donde se instala, que tecnología se utiliza y sobre todo que medidas se van a tomar para reducir al mínimo el impacto ambiental negativo en el medio ambiente.

La producción de energía renovable en forma responsable logra que los beneficios sean enormes pero que las consecuencias negativas sean mínimas.

Te puede interesar

Escribe un comentario