Europa expuesta a los perturbadores endocrinos

Perturbadores endocrinos

Los adversarios de la Asociación transatlántica de comercio e inversión (TTIP) pretenden que la firma del texto conlleve una revisión a la baja de las reglamentaciones sanitarias y medioambientales europeas. Su error no consiste en pecar por exceso de suspicacia, sino por exceso de candidez. Ese es el sentido de la declaración al The Guardian del diputado europeo Bas Eickhout que asegura, en su edición del 22 de mayo del diario británico, que “el debilitamiento de los estándares europeos por razón del TTIP no es una perspectiva para el futuro, es una realidad de hoy en día, en el momento en el que hablamos”.

¿Qué quiso decir el eurodiputado ecologista? ¿Cómo el acuerdo transatlántico, siempre en negociación, podría haber producido efectos? Para saberlo hay que leer los informes hechos públicos la semana pasada por dos organizaciones no gubernamentales (ONG), Corporate Europe Observatory (CEO) y Pesticide Action Network (PAN). Las dos ONG han querido comprender por qué astucia la Comisión europea hizo desaparecer su proyecto de reglamentación de los perturbacores endocrinos (PE).

Recordemos que los perturbadores endocrinos son sustancias capaces de interferir con el funcionamiento del sistema hormonal. Pueden de hecho producir efectos indeseables a niveles de exposición muy débil, y que no son tenidos en cuenta por la reglamentación actual. Los encontramos en los muebles, contenedores alimenticios, pesticidas, cosméticos, etc.

Te puede interesar

Escribe un comentario