Europa da luz verde al petróleo sucio de Canadá

Petróleo

El pasado 17 de diciembre, en sesión plenaria, una mayoría de los diputados del Parlamento Europeo (337 votos a favor, 325 en contra, 48 abstenciones), se opuso a una directiva de la Comisión de Bruselas sobre la calidad de los carburantes, en el que el daño ambiental causado por los hidrocarburos no convencionales no se tienen en cuenta. Pero la mayoría calificada (376 votos) no se alcanzó, con lo cual la directiva se adoptó finalmente. Con esto se abren las puertas a las importaciones de petróleo.

Los problemas medioambientales y económicos, son considerables. La extracción de arenas de alquitrán (una mezcla de arena y de crudo altamente viscoso y muy denso), cuyos principales yacimientos se encuentra en la provincia de Alberta, Canadá, destruye bosques y humedales, contaminan el suelo y el agua, al tiempo que generan emisiones de gases de efecto invernadero mucho más altos que la extracción del petróleo convencional.

Por esta razón, en octubre de 2011, la Comisión Europea decidió penalizar a estos hidrocarburos, mediante la asignación de una “intensidad de carbono”, es decir, un valor de emisiones de CO2 más alto del 22% al del petróleo crudo ordinario. Esto debería disuadir a los petroleros incorporar aceites de arenas bituminosas en los carburantes que ponen en el mercado europeo, dada la obligación de bajar en un 6% las emisiones de gases de efecto invernadero de esos combustibles de aquí a 2020.

Pero tres años más tarde, en octubre de 2014, Bruselas ha dado marcha atrás. La nueva Directiva sobre la calidad del combustible mete las arenas petrolíferas con el resto de hidrocarburos, sin tener en cuenta el origen de los aceites, ni distinguir su mayor o menor impacto en el calentamiento global. No hay ninguna razón, justifica la Comisión, para diferenciar la intensidad de las emisiones de gases de efecto invernadero de los combustibles, según el origen de la materia prima, ya que esto tendría consecuencias en las inversiones actuales de algunas refinerías de la Unión.

Te puede interesar

Escribe un comentario