Europa avanza en sus objetivos de reducción de gas de efecto invernadero

 

Chimenea

En cuestión de clima, Europa está en el buen camino. Las emisiones de gas de efecto invernadero de la Unión Europea han bajado ligeramente más de lo previsto en veinte años, según las cifras publicadas el pasado martes por la Agencia europea de medioambiente (AEE). A finales de 2012, la Unión Europea había reducido en más de un 19% sus emisiones de gas de efecto invernadero con relación a los niveles de 1990, en vez del 18% anunciado en una estimación preliminar en octubre de 2013.

Entre 2011 y 2012, las emisiones de gas de efecto invernadero han decrecido del 1,3 %. Esta bajada es en su mayor parte debida a las reducciones obtenidas por los transportes y la industria y en una proporción creciente de energías procedentes de fuentes renovables.

En el marco de un “paquete energía-clima” adoptado en 2009, la Unión europea se ha comprometido con tres objetivos, los “tres veces veinte” para el 2020: bajar de un 20% sus emisiones de gas de efecto invernadero con relación a 1990, utilizar 20% de energía renovables y aumentar la eficacia energética en un 20%. La barrera ha sido remontada hasta el horizonte del año 2030, con una propuesta de reducción del 40% de las emisiones de gas de efecto invernadero.

Durante el período 1990-2012, en el que las emisiones de gas de efecto invernadero bajaron en un 19%, la actividad económica aumentó en un 45%. La Unión europea ha demostrado que no hay incompatibilidad entre economía en crecimiento y reducción de emisiones de gas de efecto invernadero.

 

Te puede interesar

Escribe un comentario