Esta familia vive en la casa sostenible del futuro

Casa sostenible

El programa Sustainable Building Technology de la Universidad de Rotterdam recientemente ofreció la oportunidad a familias holandesas para participar en un proyecto rompedor que duraría tres años y que se completaría con su alojamiento.

Para Helly Cholten, un estilista de la botánica, y su familia, el proyecto fue toda una oportunidad para explorar los cambios en un estilo de vida que tiene que ver con la funcionalidad fuera da la red eléctrica y totalmente sostenible fuera de lo mundano. Se movieron en junio de 2015 y de momento no tienen pensado mirar atrás para volver a su anterior hogar.

La casa experimental está diseñada para ofrecer soporte a un jardín en el tejado, que suple a la familia con más que lo suficiente para poder incluso realizar subastas del sobrante de tomates que tienen en la temporada de cosecha. De todas formas, el jardín no tiene como objetivo suministrar comida.

Casa sostenible

Su principal función es aislar la casa y recortar los costes de calefacción. Las paredes de marga sirven para regular las temperaturas y así retener el calor en los meses de mayor temperatura y dispersarlo cuando hace frío. Las ventanas en el tejado están dispuestas de forma directa hacia el sol, lo que consigue un gran impacto en la temperatura interna de la casa.

Para Scholten y su familia, hay algunos sacrificios menores por el hecho de su espectacular diseño y funcionalidad. Este hogar es el perfecto compromiso entre la naturaleza y la sociedad.

La familia se quedará en su nueva casa sostenible hasta 2018, en ese punto tendrán la opción de comprarla. La casa será ofrecida al mercado por medio millón de dólares, disponible en su localización o llevada a la localización preferida por el comprador. Aunque por lo que dice la familia, les será difícil moverse de nuevo a su casa tradicional después de la experiencia vivida.

Te puede interesar

Escribe un comentario