¿Es posible una ciudad abastecida totalmente de energías renovables?

Esta pregunta que hoy da título a este interesante artículo es una pregunta que seguramente muchos alcaldes, concejales o incluso ciudadanos se han hecho durante mucho tiempo y de maneras muy diferentes.

Darle respuesta es algo muy complicado y depende de a quien le preguntes, unos te dirán que por supuesto que es posible y otros que es un imposible, que tal vez, algún se haga realidad.

Las ciudades ahora mismo son las responsables del 75% del consumo energético mundial y además producen el 80% de las emisiones que producen el tan temido efecto invernadero. Sin dudas son dos cifras muy desalentadoras y que sería necesario comenzar a reducir de una manera drástica y sobre todo de una forma muy inmediata.

Conseguir abastecer una ciudad mediante las energías renovables debería de ser uno de los principales objetivos de cualquier partido político que se presentase a la alcaldía de una ciudad pero por desgracia, estos temas, tan importantes, están a la cola de la lista de tareas de cualquiera de esos partidos políticos.

Alguna ciudad y algún alcalde si está preocupado por las energías renovables en su ciudad y por ejemplo Andrés Alonso, del Ayuntamiento de Vitoria, un ayuntamiento preocupado por su ciudad e implicado con las energías renovables, ha manifestado: “Si las ciudades no saben reaccionar a la posibilidad de un encarecimiento brutal del petróleo, ese precio afectará la funcionalidad de la ciudad. Por eso, hay que hacer los mismo con menos energía”.

El propio Alonso da algunas ideas para convertir una ciudad en autosuficiente a través de las energías renovables:

  • Uso de las cubiertas de los edificios para recogida de agua de lluvia o instalación de placas solares
  • Poner en marcha procesos basados en la acumulación de energía geotérmica

Los pasos para conseguir una ciudad sostenible mediante las energías renovables son complicados, difíciles y caros pero no imposibles.

Más Información – Energía eólica para sacar agua del aire

Fuente – lne.es

Te puede interesar

Escribe un comentario