La eólica se lleva por delante a la energía basada en combustibles fósiles en los Países Nórdicos

Energía eólica

Hace unos cuantos días estábamos comentando como la energía eólica es la más barata que existe a día de hoy en el planeta.

Ahora conocemos como la energía eólica está consiguiendo dejar fuera de juego a la energía basada en combustibles fósiles, como son la del carbón y la de gas, en los Países Nórdicos. Este efecto llegará a la región del Báltico debido a como las renovables están erosionando a las centrales térmicas.

Ahora mismo las plantas de energía basadas en los fósiles en Dinamarca y Finlandia están jugando un papel secundario. Digamos que si la demanda de la producción energética en Noruega y Suecia decae, sirven para suplir sus carencias energéticas.

Para que incluso que la llegada de la energía eólica a una gran escala haya hecho que este rol sea menos relevante y haya conseguido que los precios de la electricidad se hayan reducido, disminuyendo la rentabilidad de las plantas de energía basadas en los fósiles.

Eólica

Los precios de la energía se han visto reducidos a casi la mitad desde 2010 cerca de 30 euros por megavatio-hora, debido a como la capacidad se incrementa mientras que la demanda se paraliza debido al lento crecimiento económico y uso menor de energía debido también a una mejorada eficiencia.

Dinamarca y Finlandia tienen 11000 MW provenientes del carbón, gas y petroleo, de los cuales quieren deshacerse para el 2030, al menos de la parte del carbón para así generar toda la energía y calor desde las renovables por 2035.

Mismamente la energía eólica se la espera que suministrará la mitad del consumo de energía de Dinamarca para 2020, desde el 33.4% en 2013. Todo un gran éxito. En Suecia la eólica se lleva un 8% del consumo total y la capacidad instalada desde 2010 a aumentado en 5000 MW. Con unas previsiones de 7000 MW para 2017.

Por otra parte Noruega tiene los planes para seguir el mismo camino que Suecia. Unos que están consiguiendo que se cierren centrales basadas en el carbón en todos estos países. Algo inaudito y que deberíamos de aplaudir todos.

Por lo que respecta al Báltico, el grupo de energía Eesti Energia de Estonia ha visto reducido su margen de beneficios a la mitad debido a las importaciones baratas de energía provenientes desde los Países Nórdicos. Lituania mismo espera tener una interconexión de 700 MW a Suecia para finales de 2015, lo que conseguirá que se reduzca su capacidad de producción basada en el gas en 900 MW por 2016.

Simplemente espectacular, lo que no es entendible como aquí no estamos profesando más por la solar y la eólica cuando se pueden sacar grandes beneficios, aparte del aumento en salud y demás cosas relacionadas.

Te puede interesar

Escribe un comentario