Enercoop adquiere patente para producir biocombustibles con cáscaras de almendras

Se ha puesto en marcha la maquinaria para el inicio de la primera planta industrial de producción de briquetas hechas con residuos biológicos generados por el cultivo de almendras.

Ya hacia bastante que el Departamento de Ingeniería Química de la Universidad de Alicante, UA, se encontraba investigando la biomasa a partir del cultivo de almendras, es así como firmó la concesión de la licencia de patente al Grupo Enercoop esta semana, mediante su filial Covaersa, Corporación Valenciana de Energías Renovables.

Desde 1996 el profesor Rafael Mont, catedrático e investigador de la Escuela Politécnica Superior de la UA, ha investigado el potencial de las cáscaras de almendras y otros derivados de su cultivo, para producir briquetas y crearla mediante un sistema que se pudiera patentar.

Entre 1996 y 1998 Mont estuvo frente a un equipo de trabajo que creó los primeros pasos para el acuerdo firmado por Enercoop y UA, se trataba de una proyecto I+D Estudio del briquetado y combustión de residuos agrícolas. En su momento, Mont contó con la colaboración de la cooperativa de Frutos Secos del Mañán.

El resultado de las investigaciones es una sistema patentable a través del cual se pueden fabricar briquetas y convertirlas en biocmbustibles, creando una fuente de energías renovables en su variedad de biomasa, lo cual creará una corriente de investigación e innovación para el desarrollo del sector energético en España.

A la firma del acuerdo asistieron representantes de ambas entidades: el vicerrector de Investigaciones, Desarrollo e Innovación de la UA, Manuel Palomar y el director general de Covaersa, Idelfonso Serrano entre otros.

Te puede interesar


Escribe un comentario