En tres días, una ola de calor provoca doscientas muertes en Pakistán

PAKISTAN

Karachi, la mayor ciudad de Pakistán, y otros distritos de la provincia de Sind, están afectados desde el sábado 20 de junio por una de las más intensas olas de calor del decenio. La canícula ha provocado cerca de 200 muertos, obligando al gobierno a pedir ayuda al ejército, según las autoridades locales.

Las temperaturas altas, alcanzando los 45 grados, han provocado 180 muertos en la megalópolis, según un alto responsable gubernamental de la provincia paquistaní de Sind, de la que Karachi es la capital. Cientos de personas se ven igualmente afectadas por la fiebre y sufren deshidratación.

El Gobierno de la provincia ha decretado el estado de urgencia en todos los hospitales, y ha anulado las vacaciones de los equipos médicos. Los efectos del calor han sido agravados por cortes de luz, que han afectado el sistema de aducción de agua, según el servicio público que controla el abastecimiento de agua de 20 millones de habitantes de la ciudad.

El primer ministro ha advertido a las compañías de electricidad que no toleraría cortes de luz a lo largo del Ramadán que acaba de comenzar, según un responsable de su gabinete. Un mes antes, la India vecina se vio confrontada a la segunda ola de calor más importante de su historia, que provocó cerca de 2.000 víctimas.

Te puede interesar

Escribe un comentario