En Montreal, invernaderos gigantes en los tejados

Agricultura-tejado

En la periferia industrial de Montreal, el edificio que alberga las Fermes Lufa (granjas) se parece a todas las demás, una amplia construcción de ladrillos rojos, a penas identificada por un panel. Para llegar hasta la granja histórica de la sociedad creada por Mohamed Hage en 2009, hay que subir las escaleras, ponerse unos cubre zapatos azules que se meten dentro de unas botas, y abrir una puerta hasta por fin llegar al tejado. En un atmósfera húmeda mantenido a 25º C, sus 70 toneladas de pimientos, lechugas, y tomates que se producen aquí, en verano como en invierno, y forman parte del primer invernadero comercial sobre un tejado del mundo.

Para hacer que crezcan las verduras durante todo el año, incluso cuando las temperaturas descienden por debajo de los 20º C, las Granjas Lufa están dotadas de un gigantesco invernadero en el tejado del edificio. En invierno, el invernadero no puede dejar de encender la calefacción. Pero para reducir sus necesidades energéticas, la empresa ha instalado el invernadero sobre el tejado de un inmueble ya existente. Esto permite beneficiarse de su calor, pero también aislarlo de manera eficaz: 25% menos en la factura de la calefacción para todo el edificio.

Para producir 190 toneladas de verduras al año sobre una superficie de 7 300 m2 en sus dos invernaderos en Laval y Montreal, la empresa canadiense se ha decantado por la hidroponía. Esta técnica consiste en hacer crecer frutas y verduras reemplazando la tierra por un sustrato, generalmente fibra de coco. Este sustrato se mete luego en agua que contiene los nutrientes de los cuales la planta tiene necesidad, concretamente hierro y potasio. En circuito cerrado, estos nutrientes no filtran en el suelo y circulan hasta que son absorbidos por los nuevos brotes.

Te puede interesar

Escribe un comentario