En la COP 21 los jefes de Estados africanos dispuestos a dar un golpe en la mesa

Africa-cop21

Los presidentes africanos tan sólo esperan una señal para volver a la COP 21 y dar un golpe en la mesa si fuera necesario. El presidente de Benín ha hecho circular el mensaje, el pasado domingo 6 de diciembre, mientras que los negociadores hacían balance de la primera semana de negociaciones en la COP 21, ante 50 ministros de Asuntos Extranjeros y de Medio Ambiente presentes en el centro de Conferencia de París.

La COP 21, que debe concluir con el primer acuerdo universal comprometiendo tanto a los países industrializados como a los países en vías de desarrollo, entró ayer lunes en su fase política. La más delicada para los países africanos.

El pasado domingo, durante 5 horas, los negociadores se esforzaron por traducir en términos simples las opciones contenidas en las 48 páginas del proyecto del acuerdo sobre el que los ministros de los 195 países que participan en la negociación deben entenderse de aquí al miércoles por la noche.

Estos hicieron la lista de las posiciones en las que África debería continuar a combatir para conseguir un acuerdo satisfactorio. Garantizar un trato preferencial que reconozca su vulnerabilidad al cambio climático, exigir que el objetivo de limitación de aumento de temperaturas medias sea de 1,5º C en vez de 2º C, obtener más dinero para adaptarse al cambio climático.

Dos ministros africanos fueron escogidos por la presidencia francesa para formar parte de los 14 facilitadores encargados de ayudar a alcanzar un acuerdo en las negociaciones. El primero intervendrá sobre cuestiones de financiación y de transferencias tecnológicas. El segundo, sobre las acciones que habrá que emprender antes de 2020, fecha de entrada en vigor del futuro acuerdo.

De hecho se trata de 2 temas cruciales para África. En el marco de este segundo grupo de trabajo donde se discutirán los objetivos concretos en materia de financiación para la adaptación y las etapas para alcanzar los famosos 924 millones de euros de ayuda anual prometidos en Copenhague en 2009.

Te puede interesar

Escribe un comentario