En Haití la energía solar ayuda a mejora la seguridad

Haití es uno de los países más pobres de Latinoamérica, pero aun es su situación es peor luego del devastador terremoto que los azoto.

Este país no solo tiene a su población en un estado grave de pobreza sino que además carece de infraestructura ya que la poca que tenía fue dañada o destruida totalmente.

Todavía hay campamentos de refugiados en esta isla, la situación social es muy crítica y en estas circunstancias  hay también graves problemas se seguridad y aumento de crímenes que empeoran debido a que no hay iluminación en las calles.

Frente a esta realidad se solicito al banco Interamericano de desarrollo y al Fondo para el Medio ambiente fondos para poder instalar postes de luz en las calles con energía solar.

Fue aceptado este proyecto y en las calles de Puerto Príncipe se coloco las luminarias en cercanías a 2 campamentos de refugiados de gran tamaño.  El proyecto logro una financiación de 1,5 millones de dólares.

Una empresa haitiana es la que obtuvo el contrato para instalar la tecnología solar. Ya se colocaron 68 postes de luz en Caradeux donde viven 40.000 personas y 32 equipos en Club Petionville donde habitan 25.000 personas.

Gracias a la instalación de energía solar en las calles bajo el número de delitos graves en estas zonas.

En los próximos meses se instalaran sistemas fotovoltaicos en 12 hospitales y centros sanitarios además se capacitara a personas locales para que puedan reparar este tipo de equipos y realizar el mantenimiento necesario.

La energía solar es relativamente mas barata, fácil de colocar y rápida que la energía convencional por lo que es de gran ayuda para las poblaciones pobres.

Es importante que los organismos internacionales ayuden a las naciones pobres o que han sufrido este tipo de desastres para poder restablecer y mejorar las condiciones de vida de las personas.

FUENTE: Ecoticias

Te puede interesar

Escribe un comentario