En Europa no se espera milagros del gas de esquisto

 gas esquisto

En Europa no se espera un milagro económico ni ecológico con relación a la producción de gas de esquisto, puesto que no permitirá reducir la dependencia a las importaciones de hidrocarburos o reducir las emisiones de CO2. Esta es la conclusión a la que ha llegado un estudio publicado el pasado 12 de febrero, por el Instituto del Desarrollo Sostenible y de Relaciones Internacionales.

El estudio fue presentado en el Parlamento Europeo, en Bruselas, dos semanas después de que se diera vía libre por parte de la Comisión de explotación de estos hidrocarburos de “roca madre” presentes en varios países, a condición de respetar unos “principios comunes” (sanitarios, medioambientales).

El Viejo Continente no es el Nuevo Mundo, donde el gas de esquisto ha provocado una revolución energética desde hace cinco años. Su impacto ha sido “muy sectorial”, la fuerte bajada del precio del gas da una ventaja competitiva a algunos sectores, como la petroquímica, pero sólo representa el 1,2% del PIB americano.

Te puede interesar

Escribe un comentario