En Europa, doscientas ciudades restringen el acceso a vehículos contaminantes

 Circulación

La medida entre en vigor el próximo 10 de enero: para limitar la contaminación atmosférica en París, la velocidad en la carretera de circunvalación se reduce de 80 a 70 km/h. El municipio espera reducir así en un 5% las emisiones de contaminantes. Se trata de una medida esperada pero que no colmará el retraso de Francia en su lucha por mejorar la calidad del aire.

Además, unos dispositivos más restringentes se ha adoptado. Cerca de 200 ciudades europeas, a través de unos 10 países, han instaurado zonas cuyo acceso está prohibido a los vehículos más contaminantes: las Low Emission Zones (LEZ), o zonas de emisiones débiles. Suecia ha sido la primera en experimentar en 1996 este tipo de medidas. Desde mediados de los años 2000, otras países como Alemania, Reino Unido, o Italia han seguido su ejemplo.

El objetivo buscado es igual en todas partes: reducir la contaminación atmosférica para respetar los valores límites de la reglamentación europea sobre la calidad del aire. No es por casualidad que el norte de Italia cuente ya con muchas de estas zonas. Regiones muy industrializadas y urbanizadas como Lombardía, el Piemonte, el Tirol, Emilia-Romagna, firmaron en 2005 un acuerdo para combatir la degradación de la calidad del aire en sus territorios.

Los LEZ son una medida de este plan de acción, al mismo título que las ayudas financieras para la compra de vehículos limpios, la mejora de la red de transportes públicos, etc.

Más información – Autobuses ecológicos en ciudades españolas

Te puede interesar

Escribe un comentario